Last Week on @TheDailyShow: Newt Gingrinch and His D*ckish Comments on Race

So good for The Daily Show and their decision to FINALLY spread the word about GOP candidate Newt Gingrich's remarks about Spanish being the language of the ghetto, as we reported here last November.

The Daily Show is REQUIRED VIEWING. Here is just another example.

The Daily Show With Jon StewartMon - Thurs 11p / 10c
Indecision 2012 - Black to the Future - Newt Gingrich's Timing
www.thedailyshow.com
Daily Show Full EpisodesPolitical Humor & Satire BlogThe Daily Show on Facebook

 

Les invitamos a la fiesta de los Latino Rebels

Cuando lanzamos esta página el 5 de mayo de 2011, publicamos la siguiente declaración que nos gustaría compartir ya que la última semana ha sido un viaje emocionante de visitas nuevas, nuevos lectores, nuevos enlaces y nuevas conexiones.

Nuestra misión no ha cambiado pero cuando las personas llegan tarde a la fiesta, es posible que hayan perdido toda la actividad que ha sucedido antes de llegar.

En 48 horas, esta foto recibió más de 30,000 LIKES en FACEBOOK

Por lo tanto, como un servicio a nuestros nuevos lectores que han encontrado esta página por una broma tonta sobre los narcos o por una foto que se compartió más de 30 mil veces en Facebook en sólo 48 horas, les queremos decir lo siguiente:

Los Latino Rebels son un grupo de activistas latinos, autores, blogueros, comediantes, artistas, cineastas, y admiradores de la red social. Utilizamos la sátira, comedia, análisis, entrevistas en video, escritos y películas para educar a la gente sobre la vida de la población latina de EE.UU. en el siglo 21. A través de nuestro contenido, vamos a criticar a los “patriotas” que usen la ignorancia y el odio para difundir mentiras sobre los latinos que viven en nuestro país. Vamos a matar estereotipos con humor, comentarios, compasión y tal vez un fuerte GRITO DE QUESO. Apreciamos las opiniones de todos, las buenas y las malas. Pero recuerde, una vez que estén con los Latino Rebels, el viaje será un poco loquito y controversial. ¡ORALE! ¡WEPA! ¡COÑO!
 
Empezamos esta empresa de contenido con un grupo de amigos que representan los siguientes países: Estados Unidos, México, Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, Venezuela, Perú y España. Vivimos en Nueva York, Chicago, San Francisco, Phoenix, Kansas City, Miami, Boston, Orlando, Los Angeles, Phoenix, Ciudad de México, San Juan y Ponce. Somos todos profesionales que viven en los Estados Unidos, México o Puerto Rico. Estábamos convencidos de que podemos usar medios alternativos de comunicación para presentar las historias de un grupo demográfico olvidado, libre de la influencia de los medios de comunicación principales, sin el control de otras marcas, y sin anuncios pagados. Nos habíamos comprometido a pagar a nuestros colaboradores, y como con cualquier empresa nueva, a veces no pagamos a tiempo, pero sí pagamos por la creación de contenido. Eso es importante para nosotros como profesionales.
 
Como resultado de nuestro pequeño experimento, hemos logrado mucho en sólo nueve meses. Algunos de nuestros más destacados:
 
  • ¡Tenemos los mejores fans, seguidores y lectores del mundo! Entendemos perfectamente que la Internet está llena de tantas páginas y tantas cosas, pero estamos eternamente agradecidos por todos nuestros lectores. Ustedes nos hacen mejores. Y ¿saben qué? Cuando las cosas se ponen un poco loco, su apoyo y confianza en nosotros es maravilloso.
  • Nuestras historias han aparecido en muchas cadenas establecidas de la Internet, incluyendo TheHuffPost, El Nuevo Día, Fox News Latino, y el Drudge Report. Todas estas historias que se estas cadenas publicaron procedían de sugerencias de nuestros usuarios o por contenido generado por el usuarios. ¡Viva el periodismo ciudadano. ¡Funciona!
  • En sólo nueve meses, nuestra red global ha producido más de 500 mil visitas a través de todas nuestras cadenas de contenido. Ahora somos uno de las páginas latinas más populares en los Estados Unidos, así como una de las más atractivas (ver nuestro Facebook, nos encanta hablar con todo nuestros fans, y en Twitter, donde somos un adictos twittereanos) . Así que, básicamente, en sólo 9 meses, estamos en el percentil superior de toda las páginas web en el mundo.
  • Así que para aquellos que piensan que solamente enfocamos en bromas tontas sobre los narcos o en postear muchas veces cada día en nuestro Facebook (son unos spammers, etc. etc.), les invitamos a pasar un rato con nosotros. Lean algunos de nuestros artículos. Nos gusta la diversión y conocer cualquier persona que esté en nuestra red, sí, incluso los que nos dicen que nos larguemos de EE.UU. y regresemos a México.
 
Seguiremos produciendo contenido que se considere importante para los lectores que nos den el contenido y el contenido que es importante para nosotros. Siempre hemos dicho que está página no es para todos, pero si les gusta lo que han visto, ¡gracias! Ojalá que podamos crecer.
 
Nunca olvidaremos que la Internet no es el único lugar para realizar un impacto concreto en este mundo, pero seguro que es un gran lugar para juntar personas con ideas en común, para que juntos grandes cosas puedan suceder tanto en línea como en en la vida real.
 
Mientras tanto, cualquier página o individuo que esté interesado en compartir sus ideas, blogs, poemas, fotos, videos, discursos, felicitaciones o críticas, que se sienta libre aquí. Estamos comprometidos a responder a tantas personas como sea posible. Estamos convencidos de que las respuestas coherentes y respetuosas con perfiles en línea es la única manera de actuar. ¡No escondan sus opiniones! Queremos compartir su mundo con nuestros lectores.
 
En cuanto a los críticos que nos llaman locos y nos dicen que son unos “spammers,” (no les estamos vendiendo nada), les invitamos a ver este video. Claro que no somos Picasso y Dylan, pero sí somos unos locos y eso nos encanta.
 
 

“Tengo un sueño:” El discurso de Martin Luther King, Jr.

 

 

Estoy orgulloso de reunirme con ustedes hoy, en la que será ante la historia la mayor manifestación por la libertad en la historia de nuestro país.

Hace cien años, un gran estadounidense, cuya simbólica sombra nos cobija hoy, firmó la Proclama de la emancipación. Este trascendental decreto significó como un gran rayo de luz y de esperanza para millones de esclavos negros, chamuscados en las llamas de una marchita injusticia. Llegó como un precioso amanecer al final de una larga noche de cautiverio. Pero, cien años después, el negro aún no es libre; cien años después, la vida del negro es aún tristemente lacerada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación; cien años después, el negro vive en una isla solitaria en medio de un inmenso océano de prosperidad material; cien años después, el negro todavía languidece en las esquinas de la sociedad estadounidense y se encuentra desterrado en su propia tierra.

Por eso, hoy hemos venido aquí a dramatizar una condición vergonzosa. En cierto sentido, hemos venido a la capital de nuestro país, a cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de nuestra república escribieron las magníficas palabras de la Constitución y de la Declaración de Independencia, firmaron un pagaré del que todo estadounidense habría de ser heredero. Este documento era la promesa de que a todos los hombres, les serían garantizados los inalienables derechos a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

Es obvio hoy en día, que Estados Unidos ha incumplido ese pagaré en lo que concierne a sus ciudadanos negros. En lugar de honrar esta sagrada obligación, Estados Unidos ha dado a los negros un cheque sin fondos; un cheque que ha sido devuelto con el sello de "fondos insuficientes". Pero nos rehusamos a creer que el Banco de la Justicia haya quebrado. Rehusamos creer que no haya suficientes fondos en las grandes bóvedas de la oportunidad de este país. Por eso hemos venido a cobrar este cheque; el cheque que nos colmará de las riquezas de la libertad y de la seguridad de justicia.

También hemos venido a este lugar sagrado, para recordar a Estados Unidos de América la urgencia impetuosa del ahora. Este no es el momento de tener el lujo de enfriarse o de tomar tranquilizantes de gradualismo. Ahora es el momento de hacer realidad las promesas de democracia. Ahora es el momento de salir del oscuro y desolado valle de la segregación hacia el camino soleado de la justicia racial. Ahora es el momento de hacer de la justicia una realidad para todos los hijos de Dios. Ahora es el momento de sacar a nuestro país de las arenas movedizas de la injusticia racial hacia la roca sólida de la hermandad.

Sería fatal para la nación pasar por alto la urgencia del momento y no darle la importancia a la decisión de los negros. Este verano, ardiente por el legítimo descontento de los negros, no pasará hasta que no haya un otoño vigorizante de libertad e igualdad.

1963 no es un fin, sino el principio. Y quienes tenían la esperanza de que los negros necesitaban desahogarse y ya se sentirá contentos, tendrán un rudo despertar si el país retorna a lo mismo de siempre. No habrá ni descanso ni tranquilidad en Estados Unidos hasta que a los negros se les garanticen sus derechos de ciudadanía. Los remolinos de la rebelión continuarán sacudiendo los cimientos de nuestra nación hasta que surja el esplendoroso día de la justicia. Pero hay algo que debo decir a mi gente que aguarda en el cálido umbral que conduce al palacio de la justicia. Debemos evitar cometer actos injustos en el proceso de obtener el lugar que por derecho nos corresponde. No busquemos satisfacer nuestra sed de libertad bebiendo de la copa de la amargura y el odio. Debemos conducir para siempre nuestra lucha por el camino elevado de la dignidad y la disciplina. No debemos permitir que nuestra protesta creativa degenere en violencia física. Una y otra vez debemos elevarnos a las majestuosas alturas donde se encuentre la fuerza física con la fuerza del alma. La maravillosa nueva militancia que ha envuelto a la comunidad negra, no debe conducirnos a la desconfianza de toda la gente blanca, porque muchos de nuestros hermanos blancos, como lo evidencia su presencia aquí hoy, han llegado a comprender que su destino está unido al nuestro y su libertad está inextricablemente ligada a la nuestra. No podemos caminar solos. Y al hablar, debemos hacer la promesa de marchar siempre hacia adelante. No podemos volver atrás.

Hay quienes preguntan a los partidarios de los derechos civiles, "¿Cuándo quedarán satisfechos?"

 

Nunca podremos quedar satisfechos mientras nuestros cuerpos, fatigados de tanto viajar, no puedan alojarse en los moteles de las carreteras y en los hoteles de las ciudades. No podremos quedar satisfechos, mientras los negros sólo podamos trasladarnos de un gueto pequeño a un gueto más grande. Nunca podremos quedar satisfechos, mientras un negro de Misisipí no pueda votar y un negro de Nueva York considere que no hay por qué votar. No, no; no estamos satisfechos y no quedaremos satisfechos hasta que "la justicia ruede como el agua y la rectitud como una poderosa corriente".

Sé que algunos de ustedes han venido hasta aquí debido a grandes pruebas y tribulaciones. Algunos han llegado recién salidos de angostas celdas. Algunos de ustedes han llegado de sitios donde en su búsqueda de la libertad, han sido golpeados por las tormentas de la persecución y derribados por los vientos de la brutalidad policíaca. Ustedes son los veteranos del sufrimiento creativo. Continúen trabajando con la convicción de que el sufrimiento que no es merecido, es emancipador.

Regresen a Misisipí, regresen a Alabama, regresen a Georgia, regresen a Louisiana, regresen a los barrios bajos y a los guetos de nuestras ciudades del Norte, sabiendo que de alguna manera esta situación puede y será cambiada. No nos revolquemos en el valle de la desesperanza.

Hoy les digo a ustedes, amigos míos, que a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño "americano".

Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: "Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales".

Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad.

Sueño que un día, incluso el estado de Misisipí, un estado que se sofoca con el calor de la injusticia y de la opresión, se convertirá en un oasis de libertad y justicia.

Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad.

¡Hoy tengo un sueño!

 

Sueño que un día, el estado de Alabama cuyo gobernador escupe frases de interposición entre las razas y anulación de los negros, se convierta en un sitio donde los niños y niñas negras, puedan unir sus manos con las de los niños y niñas blancas y caminar unidos, como hermanos y hermanas.

¡Hoy tengo un sueño!

Fuente: Wikisource en Español

Sueño que algún día los valles serán cumbres, y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos serán enderezados, y la gloria de Dios será revelada, y se unirá todo el género humano.

Esta es nuestra esperanza. Esta es la fe con la cual regreso al Sur. Con esta fe podremos esculpir de la montaña de la desesperanza una piedra de esperanza. Con esta fe podremos trasformar el sonido discordante de nuestra nación, en una hermosa sinfonía de fraternidad. Con esta fe podremos trabajar juntos, rezar juntos, luchar juntos, ir a la cárcel juntos, defender la libertad juntos, sabiendo que algún día seremos libres.

Ese será el día cuando todos los hijos de Dios podrán cantar el himno con un nuevo significado, "Mi país es tuyo. Dulce tierra de libertad, a tí te canto. Tierra de libertad donde mis antesecores murieron, tierra orgullo de los peregrinos, de cada costado de la montaña, que repique la libertad". Y si Estados Unidos ha de ser grande, esto tendrá que hacerse realidad.

Por eso, ¡que repique la libertad desde la cúspide de los montes prodigiosos de Nueva Hampshire! ¡Que repique la libertad desde las poderosas montañas de Nueva York! ¡Que repique la libertad desde las alturas de las Alleghenies de Pensilvania! ¡Que repique la libertad desde las Rocosas cubiertas de nieve en Colorado! ¡Que repique la libertad desde las sinuosas pendientes de California! Pero no sólo eso: ! ¡Que repique la libertad desde la Montaña de Piedra de Georgia! ¡Que repique la libertad desde la Montaña Lookout de Tennesse! ¡Que repique la libertad desde cada pequeña colina y montaña de Misisipí! "De cada costado de la montaña, que repique la libertad".

Cuando repique la libertad y la dejemos repicar en cada aldea y en cada caserío, en cada estado y en cada ciudad, podremos acelerar la llegada del día cuando todos los hijos de Dios, negros y blancos, judíos y cristianos, protestantes y católicos, puedan unir sus manos y cantar las palabras del viejo espiritual negro: "¡Libres al fin! ¡Libres al fin! Gracias a Dios omnipotente, ¡somos libres al fin!"

Ron Paul’s Anti-Civil Rights Dream

As we honor Martin Luther King Jr. and his historical achievements in helping all colored people win equal rights, I think of how many politicians desire the old ways. Politicians like Newt Gingrich have no respect for our people and still stereotype us as nothing more than welfare recipients and drug dealers with no work ethic. Some, like Ron Paul, are 100 percent against Martin Luther King Jr. and the Civil Rights act of 1964. 

Ron Paul has gained a big following in recent months and many of those followers are middle-class white men. These white men are far from being progressive and as Tim Wise stated in his essay titled Of Broken Clocks, Presidential Candidates, and the Confusion of Certain White Liberals: "These guys are largely attracted to Paul because he’ll get government off their backs, by lowering their taxes, cutting spending that helps poor people whom they regard as lazy."  Mr. Wise might be a bit extreme but he is also on point. 

Ron Paul was also the only Congressman to vote against a bill that honored the 40th anniversary of the 1964 Civil Rights Act in 2004. In his speech to Congress Ron Paul said " 

The Civil Rights Act of 1964 not only violated the Constitution and reduced individual liberty; it also failed to achieve its stated goals of promoting racial harmony and a color-blind society. Federal bureaucrats and judges cannot read minds to see if actions are motivated by racism. Therefore, the only way the federal government could ensure an employer was not violating the Civil Rights Act of 1964 was to ensure that the racial composition of a business’s workforce matched the racial composition of a bureaucrat or judge’s defined body of potential employees.

Here's another shock and awe, Ron Paul voted against Martin Luther King day in 1983. He also expressed his disapproval of Regan in his newsletter  cited by theroot.com

"Boy, it sure burns me to have a national holiday for Martin Luther King. I voted against this outrage time and time again as a Congressman. What an infamy that Ronald Reagan approved it! We can thank him for our annual Hate Whitey Day.

Ron Paul has tried to dismiss the newsletter and wash away his past declarations against the Civil Rights of 1964 and Martin Luther King Jr. He preaches how the '64 Civil Rights Act is a "massive violation of the rights of private property and contract, which are the bedrocks of free society." In my opinion, the free society he speaks of  involves oppression against all colored people by racist Anglos without consequence; That's Ron Paul's dream.

Long live the dream of all the people fighting for true equality. One day that dream will be realized. Pa'lante!