Descolonización a conveniencia

Bajo la bandera de la descolonización se han visto alianzas raras e inesperadas. Se han visto figuras tan opuestas como Rubén Berríos y Pedro Rosselló compartiendo el mismo podio en las Naciones Unidas para denunciar el colonialismo. De la misma forma, el pre-candidato a la gobernación Ricky Rosselló dirigió el movimiento “no partidista” Boricua ¡Ahora Es! para promover la descolonización. ¿Pero quiere Ricky verdaderamente la descolonización o simplemente quiere la estadidad? La “descolonización” suena bien pero son muchos los puertorriqueños que escogerían la colonia, antes de ceder frente a la independencia o la estadidad.

“La colonia es mala”. Por lo menos hasta ahí la mayoría está de acuerdo. La colonia se ha convertido en el zafacón del discurso político, donde se echa la culpa de todos los males de la sociedad puertorriqueña. Cualquier problema de salud o criminalidad que surge, es culpa del Estado Libre Asociado. Hay quienes han llegado al extremo de echarle la culpa “a la maldita colonia” de los asesinatos que se acumulan todos los años—como si los fondos federales adicionales que recibirá el gobierno bajo la estadidad fueran suficiente para eliminar la matanza. Inclusive, el peor adjetivo que pueden decirle a un popular es “colonialista”.

Miembros de Boricua Ahora Es

Miembros de Boricua ¡Ahora Es!

Ricky, en una columna suya dice que, “veamos si en realidad queremos quedarnos como estamos, o si preferimos salir adelante tomando la ruta de la descolonización”. Aunque suena nítido lo que dice Ricky, ¿si los Estados Unidos deniegan la estadidad para Puerto Rico, apoyaría éste la independencia? De la misma forma, Rubén Berríos indicó que “en Puerto Rico el colonialismo no funciona… En Puerto Rico el colonialismo es contrario a los intereses de Puerto Rico y también a los de los Estados Unidos”. Pero de tener que escoger entre la estadidad y la colonia, ¿aceptaría Rubén la estadidad?

Los independentistas han hecho tregua con los estadistas únicamente bajo la presunción de que Estados Unidos nunca dará la estadidad a Puerto Rico. Es un alardear de una buena mano de naipes (o “bluff” de póker) en todos los sentidos. De la misma forma, los estadistas reclutan a los independentistas para sus causas “descolonizadoras” ya que saben que la mayoría de los puertorriqueños jamás escogería la independencia. Estas alianzas temporeras no están basadas en una creencia firme de que la colonia es indignante, sino en que es necesario crear una mayoría absoluta falsa para impulsar el estatus preferido del respectivo ideal político. Pero como los estadistas se “chuparían” el ELA antes de aceptar a la independencia, y vice versa, el resultado irónico es la continuación de facto de la colonia.

Puerto_Rico_departamentos_1886

Así mismo es que las estadísticas lo demuestran. Según una encuesta del 2012 de Inmark, de tener que escoger entre el ELA actual y la independencia, el 65% de la población escogería el ELA y el 11% la independencia. 24% de los encuestados no respondieron o no sabían cómo contestar. De los PNP que contestaron, el 91% escogieron el ELA sobre la independencia. Aunque no hay estadísticas sobre el asunto para los independentistas, es de conocimiento general la larga alianza entre los independentistas “melones” y el ELA para derrotar la estadidad. Esto demuestra que las alianzas descolonizadoras nunca han sido ciertas: que los estadistas y los independentistas no creen en la descolonización absoluta, sino que utilizan la frase para alardear sobre su estatus preferido. Por ende, el movimiento para “descolonizar” a Puerto Rico es una farsa.

***

Luis Gallardo es legislador municipal y miembro del Partido Popular Democrático (PPD). Su Twitter es @LuisGallardoPR.

email
, ,

Leave a Reply