Curiosidades y lucha: Una entrevista con Carmen Zuvieta sobre Mijente y Lánzate

Carmen Zuvieta, community organizer and immigrant rights activist

Carmen Zuvieta, community organizer and immigrant rights activist

Carmen Zuvieta es madre de tres hijxs de San Luis Potosí. Ella está muy involucrada en varias organizaciones de inmigrantes en Austin, lo cual balancea con un trabajo de tiempo completo limpiando casas. Ella aprendió organización y desarrollo de liderazgo durante sus diez años con el Movimiento Familiar Cristiano y se involucró con organizaciones de inmigrantes después de que su esposo fuera detenido en del 2008. Intensificó su involucramiento a nivel local cuando su esposo fue deportado en 2013, atendiendo visitas de cabildeo para la reforma migratoria en Washington, DC y organizando con más personas a través del estado de Tejas.

“Se nos hizo claro que aunque algunas organizaciones nacionales seguían empujando, no iba a haber una reforma migratoria. Entonces miramos a nuestro rededor y dijimos ¿no podemos hacer algún cambio local para que otras familias no tengan que ser separadas?” ella dice.

Ella ayudó a lanzar la Campaña ICE Fuera de of Austin para forzar al alguacil a parar su colaboración con las deportaciones. La campaña acaba de celebrar otra victoria: el alguacil decidió no hacer una campaña de reelección y todxs sus rivales han declarado que no colaboraran con programas de deportación. Ella atendió el convenio Lánzate/The Jump Off de Mijente el fin de semana pasado en Chicago y regreso, como ella dijo, “muy emocionada y lista para hacer algo.”

La entrevistamos para aprender porque.

¿Por qué quisiste ir a Lánzate?

Yo estaba curiosa, aunque estaba confundida sobre que iba a ser. Sonaba interesante poder conocer a personas de otros estados. Y tenía la curiosidad de la “j” — “Mi gente con una j” — pensé yo, “¿de qué se trata esto?”

¿Qué pensaste de eso? ¿Y qué tal de las palabras Latinx y Chicanx?

En el principio lo vi como algo Chicano. A veces los mexicoamericanos escriben México con “j.” Pensé que era algo así, hasta que lo explicaron.

Me gustó porque era diferente. Muchas veces criticamos cosas nuevas pero no entendemos el trasfondo. Sí escuché a algunas personas decir “Mijente con jota?” Pero qué importa el nombre? Lo que importa es la meta, y me sentí que estaba como entre familia.

¿Qué pasó cuando llegaste?

Vinieron por mí al metro y todavía me estaba preguntando ¿qué va a ser esto? Me habían llegado algunos emails pero no soy muy buena para eso, así que había empezado a aprender pero no entendía todavía. Muchas veces cuando uno va a una presentación como en la iglesia, solo es alguien hablando y hablando y te aburres — así que yo no sabía qué esperar, pero no había mucha explicación. Me gustaba la idea de conocer a personas de otros estados pero me imaginé que serían personas profesionales, personas con formación académica y yo tengo la experiencia de la vida — mi experiencia viene del corazón. Y reconocí a algunas personas de otras campañas quienes habían trabajado en esto de los centros de detención y entonces pensé que más que todo íbamos a hablar de eso. Pero me sorprendío.

¿Qué te sorprendió?

Primero que todo, el lenguaje era accesible. No era lenguaje académico. Era lenguaje popular — no tenías que perder tiempo tratando de entender que significaba una palabra y después ya te habías perdido media conversación. Y era completamente bilingüe, gracias a lxs intérpretes.

Y no se trataba solamente de deportaciones. Me encantó como nos hablaron de los temas de las comunidades afroamericanas, porque casi nunca tenemos intercambios con personas afroamericanas [en Austin] y tenemos tanto que aprender de ellxs. Yo no conozco mucho sobre la cultura de ellxs y pienso que muchxs no saben de la nuestra, y si incluimos a las personas podemos aprender más y no mirarnos como competencia, si no como aliadxs. Había también personas afrolatinxs, puertorriqueños.

También me conmovió mucho escuchar las personas LGBT y lxs participantes trans hablar sobre sus experiencias. Nos contaron sobre esta idea de “mi existir es resistir.” Me gustaría aprender mas sobre las comunidades LGBT y los temas que tratan. Tengo mucho que aprender.

scomm hearing

¿Cuales fueron algunas de tus cosas favoritas de los talleres que atendiste?

Me encantó escuchar a Rodrigo del MPL (Movimiento de Pobladores en Lucha) de Chile. Lo que me gustó más que nada fue escuchar que habían organizado sin el gobierno para ver que necesitaban para sus comunidades y decir “aquí queremos una escuela” así que si el gobierno decía “aquí les vamos a hacer un parque” y decimos “pero lo que necesitamos es una escuela.” Entonces quizá tengamos que luchar contra el gobierno corrupto para que haga las cosas bien o quizá tengamos que construir nuestra propia escuela — esas cosas vienen de nosotrxs, de nuestras comunidades. Esas son las cosas que duran. Eso sembró de veras una semilla en mi mente. Eso y el ejemplo del empoderamiento. El gobierno les había dicho que no podían construir casas porque era un área de alto riesgo. Entonces encontraron a personas de la universidad quienes lxs podrían ayudar estudiando el terreno para demostrar que esto no era cierto y fueron las mismas mujeres de la comunidad quienes aprendieron a construir las casas. De esa forma, a mi manera de ver, tienes tu casa pero también tienes ese conocimiento, por si tienes que hacer algún arreglo en la casa. Y me gustó mucho como hablaron de despatriarcar, como desmantelar el patriarcado a la misma vez porque necesitaban el apoyo para el liderazgo de las mujeres y no podían organizar con tanta violencia doméstica y otros ataques de los hombres.

En otro taller sobre centros de detención hablamos sobre la necesidad de llamarlos por su nombre verdadero: prisiones. Encierran a las personas. Eso es lo que son. Y esa industria es una forma legal de tráfico humano. No hay otra palabra para tener ganancias de tener encerradas a las personas. Solo es algo de ponerle una palabra más bonita.

Parte de la razón por la cual te queríamos entrevistar es porque tú has conocido otras organizaciones en los últimos 10 años. Has ido a conferencias, pero cuando regresaste de Lánzate llamaste a Nikki para decirle cómo estabas de emocionada. ¿Qué fue diferente de Mijente y Lánzate?

Hay otras organizaciones nacionales pero no creo que reflejan mucho nuestras comunidades y sus necesidades. Y me molesta que tantos grupos quieren negociar con el gobierno y dicen “estos son los buenos y estos son los malos.” ¿Qué saben ellos de nosotros, de nuestras culturas, de nuestros talentos, de nuestras necesidades? Yo no veo muy buena representación para nosotros ahora mismo. Pero que sí organizaciones se formaran según nuestras necesidades de nuestras comunidades?

Hablamos de como era importante ser inclusivos y para que eso fuera parte de la estructura de la organización. Así que si hay organizaciones por todo el país, no se puede excluir a alguien. Entonces en Austin nadie nos puede decir “Quiero ayudar a personas indocumentadas, pero no a personas LGBT.” Así nos protegemos, si protegemos a los de mas y no hacemos excepciones.

Y es muy diferente escuchar a todas las personas decir que las personas más impactadas deben de hacer decisiones. Yo he visto a muchas personas a cargo de organizaciones decir que estaban haciendo decisiones por las demás personas, para su beneficio, pero no pueden saber cómo es caminar en nuestros pasos. No tienen el mismo impacto económico. No es igual. Entonces decir que deben de ser las personas que han estado en prisión haciendo las decisiones, o personas que están detenidas ahora mismo, o personas quienes han tenido familiares detenidos, o quienes han tenido a un ser querido quien ha sido deportado, o personas quienes han sido deportadas, eso es muy diferente.

carmen nikki

Nos mencionaste que te habías ido con muchas ideas nuevas que querías traer para tu trabajo aquí en Austin. ¿Cuáles son algunas de esas ideas?

Me fui con muchas ganas de visitar a más organizaciones, aquí y en otras ciudades, para tener más relaciones. Me hizo reconocer la necesidad de conectarme con las organizaciones Chicanxs aquí en Austin y también las organizaciones afroamericanas, para ver cuales luchas podemos compartir, como compartir luchas y curiosidades.

Y quizá necesitemos nuevas maneras de organizarnos. Habían personas hasta de Toronto. Recuerdo que ellxs estaban proponiendo que Mijente estuviera en muchas ciudades. Yo pienso que debe de haber una organización en cada estado, no solo en las ciudades, para tener poder en las ciudades y luego traerlo a nivel estatal y luego nacional.

Y quiero aprender más de las personas quienes vinieron a la conferencia! Pude conocer a algunas de las personas que he admirado mucho, como las personas en Philadelphia que sacaron a ICE de la cárcel local. Quería aprender más sobre como California ha ganado mejor trato para los inmigrantes, como consiguieron licencias de conducir. No hubo tiempo. Pero si tuve más tiempo de lo que esperaba porque pude llevar a mi hijo al cuidado de niñxs en la conferencia.

Por ahora, claro, quiero terminar esta campaña en contra el Sheriff Hamilton y asegurar que el próximo cumpla su promesa de terminar el programa de deportación. Vamos a tener un foro de candidatos en febrero para ayudar con eso. Y el encargado de la policía, Acevedo, dice que el departamento de policía de Austin no tiene nada que ver con las deportaciones pero él podría estar haciendo más, así que vamos a tener que hacer un plan de qué hacer con él.

***

Andrew Willis Garcés es un entrenador con Training for Change/Talleristas por la Justicia. Lo puedes seguir en Twitter @awgarces.

Nicole Marín Baena es una oficial de préstamos con Southern Reparations Loan Fund. 

email
, , , ,

Leave a Reply