Residente: Apoyo a Bernie Sanders

Comentario del editor: Durante esta temporada electoral en EE.UU., hemos publicado muchos artículos de opinión escritos por varios contribuidores. Las opiniones expresadas por dichos contribuidores no necesariamente representan las opiniones editoriales de Latino Rebels.  

Rene

Acá les dejo lo que dije antes de presentar a Bernie Sanders, pero ésta versión es extendida:

Esta noche, no les vengo a hablar de sistemas económicos porque no soy economista. No les vengo a hablar sobre nuestro derecho a tener una educación gratuita y de calidad. No les vengo a hablar sobre nuestro derecho a tener un plan de salud accesible. No les vengo a hablar sobre el compromiso de salvar nuestro medio ambiente para salvarnos a nosotros mismos. No les vengo a hablar sobre la injusticia racial que aún se vive en este país y en el resto del mundo. Hoy les vengo a hablar un poco sobre la historia de Puerto Rico, otro poco sobre la historia latinoamericana y también les vengo a hablar sobre por qué estoy aquí esta noche apoyando a Bernie Sanders.

He viajado el mundo gracias a mi música y viajando he aprendido más que lo que aprendí en la universidad. Mi nombre es René, en la calle me conocen como Residente y soy de Puerto Rico. Puerto Rico es una colonia de Estados Unidos. Durante años, hemos servido como una colonia de experimentación.

En 1930 el Dr. Cornelius Rhoads llegó a Puerto Rico para estudiar la anemia y terminó inyectándole células cancerosas junto con elementos radioactivos a sus pacientes en la isla, asesinando a 13 puertorriqueños. En los años ’60 nuestras mujeres formaron parte de un experimento para probar las pastillas anticonceptivas. También en esta década se experimentó en nuestras tierras con el famoso agente Naranja además de con otros 48 químicos. En la década de los noventa se experimentó con nuestro clima con el Puerto Rico “Dust experiment” y con el Puerto Rico “Cloud Study.” Desde el 1941 hasta el 2003 en el municipio de Vieques, la marina de los Estados Unidos estuvo experimentando con diferentes armas biológicas y químicas causando daños irreparables a todos nuestros organismos vivos.

Actualmente tenemos a un preso político en Chicago que lleva más de 34 años en prisión, más que el propio Mandela y sólo por creer en la independencia de Puerto Rico. Su nombre es Oscar López Rivera y debe ser liberado, hoy.

Más de 200 mil puertorriqueños han servido militarmente a los Estados Unidos. En nuestras escuelas nos enseñan más sobre la historia de Estados Unidos que sobre la de Puerto Rico, el plan perfecto para mantener una colonia. Sin entrar en números exactos, económicamente Puerto Rico le da más a Estados Unidos que lo que Estados Unidos nos da a nosotros.

Actualmente pasamos por una de nuestras peores crisis económicas, y luego de todo lo que les he contado, el gobierno de Estados Unidos no nos permite ni tan si quiera renegociar nuestra supuesta deuda. Luego de todo esto que les cuento le podemos añadir que los puertorriqueños no podemos votar por el presidente, es decir que no podemos elegir a la persona que va a tomar decisiones cruciales para con nuestro país. Yo viviendo en Puerto Rico no podría votar por el presidente.

Yo no he venido a quejarme, sino a poner las cosas en contexto. Ustedes se preguntarán, ¿qué yo hago aquí? ¿Cómo una persona como yo, con toda esta información, ha venido al Bronx a apoyar a un candidato por la presidencia de Estados Unidos?

Les explico:

Apoyo a Bernie Sanders porque ha sido el único candidato en dar opciones lógicas y expresar su solidaridad sobre la deuda de mi país. No lo hizo ahora en medio de elecciones para ganar votos, sino que lo hizo desde el momento en que ocurrió la crisis económica.

Apoyo a Bernie Sanders porque me parece que es el candidato más honesto que hay.

Apoyo a Bernie Sanders porque es el único candidato que sin miedo le hace frente a la mayoría con tal de defender los derechos humanos, como por ejemplo, la comunidad LGBTT.

Apoyo a Bernie Sanders porque se ha manifestado en contra de todas las dictaduras latinoamericanas financiadas por Estados Unidos y que dejaron un saldo de más de medio millón de víctimas entre muertos y desaparecidos. Este acto representa estar en contra de Pinochet en Chile, Ríos Montt en Guatemala, Videla en Argentina, por mencionar a algunos.

Apoyo a Bernie Sanders porque una persona como Hillary Clinton no merece mi voto.

Sólo con el hecho de pensar que la candidata Hillary Clinton se atreviera a saludar, a mencionar y a aceptar consejería de parte del autor detrás del genocidio latinoamericano Henry Kissinger, al causante de todos los desaparecidos durante las dictaduras latinoamericanas para la década de los ’60, ’70 y ’80, es suficiente razón para no votar por ella. I’m NOT with her. Sería un insulto considerarse latinoamericano y votar por ella. No insulto hacia uno mismo, sino un insulto para las víctimas que aún sufren. Un insulto para los hijos que no tienen padres y los nietos que no tienen abuelos.

Apoyo a Bernie Sanders porque sé que hay gente tan buena como él en este país, y cuando Bernie gane estas elecciones, el mundo va a mirar hacia Estados Unidos con otros ojos. Ya no será el país que invade, que provoca guerras, que desaparece gente; ya no será el país que tortura, ya no será el país que cree en las colonias. Será el país que cree en la unidad y en la igualdad.

Apoyo a Bernie Sanders porque sé que si Bernie fuese puertorriqueño lucharía tanto como muchos puertorriqueños han luchado por que Puerto Rico sea igual de libre que éste país. Hoy todos aquí apoyamos a Bernie Sanders porque queremos comenzar a cambiar el mundo. Muchas gracias.

René Pérez Joglar @Residente

email
,
0 comments