Simplemente recuerdo…

Recuerdo ver la Guardia Nacional patrullar las calles rurales de mi cantón.

Recuerdo que aun siendo un niño había que apartarse a la orilla de la calle para dejar pasar "La Guardia", porque si no te "patiaban".

Recuerdo la noche que fuimos al aeropuerto a recoger a mi papá porque en 1979 después de cuatro años regresaba con intención de nunca mas regresar a los Estados Unidos.

Recuerdo que solamente después de cuatro meses mi papá salió de regreso hacia los Estados Unidos porque la situación en El Salvador estaba en deterioro.

Recuerdo que nos mudamos a la casa de mi tío en el centro del pueblo con mi mamá y mis hermanos después que mi papá regreso a los Estados Unidos.

Recuerdo vivir en la misma casa de mi tío pero ahora bajo el cuidado de mi tía maternal cuando mi mama salió hacia Estados Unidos en 1980.

Recuerdo escuchar sobre los escuadrones de la muerte.

Recuerdo ser sacado de mis clases un día a la semana para recibir instrucción de marcha militar administrado por el comandante local del pueblo.

Recuerdo mis hermanos y yo irnos a vivir a la casa de  mi abuelo maternal y estar bajo el cuidado de otra tía cuando se casó mi otra tía y se fue a vivir con su esposo.

Recuerdo ver a mi abuelo en el patio de atrás de su casa escuchando Radio Venceremos.

Recuerdo escuchar las noticias sobre el asesinato de Monseñor Romero y subsecuentemente ver su entierro por televisión.

Recuerdo escuchar por la radio o leer en el periódico las noticias a diario de decenas de cuerpos decapitados o mutilados  encontrados al amanecer en otras partes del país.

Recuerdo cuando mis otros dos primos menores salieron hacia los Estados Unidos con mi abuelo.

Recuerdo el sonido constante de metralletas y rifles en la cordillera que separa La Union y Morazán, y aprendí a distinguir los diferentes sonidos. En ocasiones parecía que disparaban por dos minutos o mas sin parar. Años después conocí los nombres de las armas que solía escuchar como niño.

Recuerdo ver los aviones, tipo Cessnas A-37 Dragonfly de la era de Vietnam, que se elevaban y luego se tiraban a pique para tirar sus bombas sobre Morazán.

Recuerdo escuchar rumores de la muerte de uno de mis profesores a las manos del ejercito por sospecha de “ser guerrillero”.

Recuerdo la preocupación de mis padres porque se acercaba mi doceavo cumpleaños. La meta era sacarme del país antes de la edad de doce años para evitar ser reclutado por la fuerza armada o la guerrilla.

Recuerdo que un día sentí la necesidad de regalar algunas de mis cosas a mi primo Miguel, como que si presentía que me iba.

Recuerdo que dos días después, sin aviso ninguno,  llegó mi tío (hermano de mi papá) y nos llevó a mis hermanos y a mi a San Salvador en preparación para el viaje a los Estados Unidos.

Recuerdo el día que salimos en avión hacia Cuidad de Mexico, Tijuana y eventualmente Pomona, California donde mis padres nos esperaban a mis hermanos y a mi para llevarnos a Nueva Jersey, donde aun vivimos hoy día.

Simplemente recuerdo para no olvidar y para que otros no olviden.

__________________

 

Simplemente Recuerdo fue publicado anteriormente en Curtido Y Salsa, blog personal del autor.

email
,

Leave a Reply