Comedia de errores: Gobierno mantiene su cifra oficial de 64 muertes (COMENTARIO)

Aug 9, 2018
8:07 pm
Originally published at Centro de Periodismo Investigativo

Por Omaya Sosa Pascual

“¿O sea, que no se modifica la cifra oficial de 64?” – Omaya Sosa Pascual
“Al momento, no”. – Oficial de prensa del Departamento de Seguridad Pública, Karixia Ortiz

El Gobierno de Puerto Rico lo hizo otra vez. Lejos de abonar a la transparencia y a la claridad en el delicado tema de las muertes relacionadas con el huracán María, publicó una confusa declaración de dos oraciones en el borrador del Plan de recuperación económica y de desastres dando a entender que la absurda cifra de 64 víctimas mortales había sido revisada en junio para aumentarla a 1,427. Es falso que hubo tal revisión.

No existe una nueva lista oficial de nombres de fallecidos por la tormenta.

La forma errada en que están redactadas esas dos oraciones indujo a error a The New York Times que publicó el jueves una historia titulada “Puerto Rican Government Acknowledges Death Toll of 1,427”(“Gobierno de Puerto Rico admite 1,427 muertes [por el huracán María]”) que a su vez fue repetida por algunos de los principales medios de comunicación de Estados Unidos. Horas más tarde, el propio Gobierno distribuyó declaraciones escritas, primero en inglés, del secretario de Seguridad Pública (DSP) y funcionario a cargo de la cifra oficial de muertes, Héctor Pesquera, aclarando que el número de 1,427 “is not the official number” (este no es el número oficial, así mismo, en negritas) desmintiendo a The New York Times.

“Ese número no fue el resultado de un estudio independiente: es matemática simple. Esta no es la cantidad oficial de muertes atribuibles al huracán María”, dice la versión en español de la comunicación enviada a los medios.

Pesquera sostuvo que la cifra de 1,427 es sólo un cómputo estadístico del exceso de muertes ocurridas de septiembre a diciembre, los últimos cuatro meses de 2017, en comparación con cuatro años anteriores. Esta cifra además, ya había sido divulgada públicamente el 1 de junio por el demógrafo del Gobierno, José A. López, en la Cumbre de Preparación de Emergencia del Departamento de Salud de Puerto Rico y fue publicada por diversos medios de comunicación, entre ellos el periódico Metro.

El error del Gobierno consiste que en la página 29 del plan dice: “Según informes iniciales, se perdieron 64 vidas. Esa estimación fue modificada posteriormente a 1,427. Las estimaciones provenientes de otros estudios varían desde aproximadamente 800 a 8,500 muertes por atención médica retrasada o interrumpida.”

Así no más. Sin mayores explicaciones.

Algo que no reconoce Pesquera en su comunicación de hoy, jueves, es que la versión final del plan sometido anoche ante el Congreso de Estados Unidos y publicado hoy en la página web de la Oficina para las Alianzas Público Privadas, sufrió cambios y aclara el lenguaje referente a las muertes.

Ahora, el plan enviado al Congreso dice:

“Según los informes iniciales, se perdieron 64 vidas. El número oficial está siendo revisado como parte de un estudio en proceso que realiza la George Washington University. Los datos revelan que hubo 1,427 muertes en exceso en los cuatro meses después de los huracanes, que pueden o no ser atribuibles a los huracanes. Los estimados de otros estudios varían de 800 hasta 8,500 muertes debido a servicios de salud interrumpidos o demorados”.

Es evidente que el Gobierno tiene un problema explicando este tema. El cambio continuo de versiones es ya su modus operandi.

El Centro de Periodismo Investigativo, académicos y otros medios de comunicación incluyendo el propio The New York Times llevamos haciendo cómputos desde diciembre de 2017. El CPI reveló antes que el Gobierno que el estimado de muertes para esos meses debía sobrepasar las 1,000 personas.

El error en el borrador era obvio, ya que las “64 vidas” no responden a “informes iniciales” sino a la lista oficial del Gobierno con 64 personas de carne y hueso. Son casos que, según el DSP, fueron certificados uno a uno por el Negociado de Ciencias Forenses. Esto no es una “estimación”, como sugiere en el borrador del plan publicado.

Además, en la página siguiente del plan de 411 páginas, el Gobierno cambia el lenguaje, lo cual enseguida debió levantar dudas: “Aunque el conteo oficial de muertes del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico inicialmente fue de 64, el saldo parece ser mucho más alto. El 13 de junio, el Gobierno de Puerto Rico reveló que hubo 1,427 muertes más de lo normal en los cuatro meses posteriores a los huracanes (comparado con los cuatro años anteriores) y actualizará el recuento oficial después de que se complete un estudio de la Universidad George Washington”.

La fecha del 13 de junio contenida en el plan es otro error del Gobierno, que fue corregido en el parte de prensa del jueves.

En honor a la verdad, el revuelo responde también a la falta de corroboración de la información por parte de The New York Times y los medios que le siguieron la pauta. ¿Por qué nadie pidió la nueva lista de nombres, ni profundizó en cómo fue que el Gobierno llegó a esta nueva cifra?

***

Omaya Sosa Pascual es periodista investigativa con 20 años de experiencia que labora al presente como agente libre. Ha realizado trabajos para radio, Internet, televisión y por más de una década formó parte del equipo del diario El Nuevo Día. Sus escritos han sido publicados en diversos periódicos locales e internacionales y han sido galardonados por organizaciones periodísticas en Puerto Rico y el exterior. Fue presidenta del Overseas Press Club.

email