Por qué los latinos deben valorar las vidas de los afroamericanos

Versión en inglés aquí.

¿Cuánta más inquietud tendrá que sostener este país hasta que por fin se discuta sustantivamente las injusticias que gravemente impactan la comunidad afroamericana?

En los últimos meses, en todas partes del país y del mundo, decenas de miles de personas han salido a las calles para exigir justicia para las familias que han caído víctimas de la violencia en manos de la policía.

Soy latino y apoyo a los miembros de la comunidad afroamericana que buscan justicia hacia sus hijos y familias. Es hora de que nosotros como latinos hablemos con audacia a favor de la justicia. Si realmente queremos discutir y combatir el racismo que impacta a la comunidad latinoamericana, es necesario que entendamos lo que ocurre con la comunidad afroamericana.

Yo sé que como latinos tenemos en nuestros corazones la experiencia necesaria para relacionarnos con las vidas de los afroamericanos. Cada noche que vemos el noticiero somos testigos de la forma en que demonizan y tratan a los inmigrantes. Por esta razón, existe en nosotros esa semilla para rechazar la narrativa actual de los afroamericanos.

If we step up for Black lives, we step (1)

A la misma vez en que la Guardia Nacional ocupa las calles de Baltimore, escribo estas palabras, durante los momentos en que tantas personas sienten enojo, dolor y desesperación. Por sólo un minuto, ellos buscan tener un sentido de la justicia, y ser capaces de tomar un respiro lejos de la injusticias que sienten todos los días.

Como líder de la comunidad en el sur de Los Ángeles, el enojo y la frustración que la gente siente no me sorprende. Aunque hemos visto un tremendo progreso en el sur de Los Ángeles, las injusticias que vemos siempre me hacen creer que estamos a pocos pasos de llegar a los mismos disturbios civiles que vimos en 1992.

Por mi profunda conexión hacia el sur de Los Ángeles, siento una gran responsabilidad de pedir a los latinos su apoyo en apoyar a la comunidad afroamericana. En el sur de Los Ángeles vivimos juntos, nuestros hijos van a las mismas escuelas, comemos en los mismos restaurantes y compartimos los mismos autobuses. Pero aún más relevante es que compartimos las mismas injusticias.

El destino y futuro de nuestras comunidades están inextricablemente unidos. Aunque vengamos de diferentes lugares y tengamos diferentes circunstancias, nuestros futuros colorearán el alma de esta nación.

Lo que está ocurriendo en Baltimore es profundamente personal ya que me preocupa el futuro de mi hijo. Mi hijo tiene un padre latino y una madre afroamericana. Temo por su futuro cada vez que pienso en el momento en que quizás él tenga que enfrentar la cruda realidad que se refleja en lo que está pasando ahora.

Temo que las probabilidades siempre estén en su contra. De los hombres afroamericanos nacidos en el año 2001, 1 de cada 3 corre el riesgo de ser encarcelado durante su vida. La policía está disparando y matando a la gente afroamericana en números alarmantes.

Hay demasiadas vidas que nos están quitando día a día en nuestra comunidad: Michael Brown, Eric Garner, Rekia Boyd, Ezell Ford, Tamir Rice, y Freddie Gray—los nombres siguen y siguen. ¿Cuántas vidas más debemos perder?

Nuestra nación fue sacudida por las imágenes que vimos cuando la ciudad de Ferguson perdió la paciencia y su enojo estalló en llamas. Tras el asesinato de Eric Garner, decenas de miles de neoyorquinos salieron a protestar.

Esta semana miles de personas salieron a las calles de Baltimore para protestar la muerte de Freddie Gray y contra la policía, con su documentada historia de crueldad e injusticia hacia los afroamericanos. Las décadas de injusticia dieron lugar a más disturbios civiles.

En este momento, les ruego a todos los latinos que abramos nuestros ojos a la violencia estatal y la pobreza que impactan crudamente a los afroamericanos. Las características únicas de la violencia hacia los afroamericanos en Baltimore, Ferguson, Nueva York y otros lugares de este país están atadas a una larga historia de opresión dirigida hacia los afroamericanos con violencia sancionada por el estado que se remonta a la esclavitud, los linchamientos y disparos de la policía que vemos hoy día.

En medio de la incertidumbre aún tengo esperanza porque el verdadero cambio ocurre en momentos como estos. Tengo esperanza debido al movimiento por la justicia que se ha encendido. Aunque gran parte de estas noticias no son transmitidas en el noticiero nocturno, gracias a las redes sociales sabemos que el apoyo y el conocimiento de esta situación está creciendo.

Mi experiencia en el sur de Los Ángeles me da esperanza, ya que me ha demostrado que los afroamericanos y los latinos pueden trabajar juntos en medio de la adversidad. Tengo esperanza por mi hijo, porque sé que los afroamericanos y los latinos lo protegerán y apoyarán para crecer y alcanzar su potencial.

Muchos de nosotros en la comunidad latina sabemos lo que esta pasando, pero sugiero que demos un paso más hacia adelante y ayudemos a forjar un nuevo camino para los Estados Unidos. Yo defiendo a mi hijo, quien es el hijo de ustedes también. Defendamos la justicia de todos, y no sólo la nuestra. Yo reto a los latinos que amplifiquen nuestra visión de la ciudadanía no sólo para los inmigrantes, sino también para los 40 millones de afroamericanos que residen en los Estados Unidos, que durante mucho tiempo han sido negados las promesas del sueño americano también.

Si damos un paso para mejorar las vidas afroamericanas, también daremos un paso para mejorar nuestras propias vidas también.

***

Alberto Retana es el Vicepresidente Ejecutivo para Community Coalition. @aretana es su cuenta de Twitter.

email
, ,

Leave a Reply